Novedades


Psicodélicos y Realidad Virtual: el rol de la tecnología en la salud mental
La medicina psicodélica legal está a punto de alterar el multimillonario sector de la salud mental. Los tratamientos que se están probando hoy en día en entornos clínicos con sustancias como los hongos de psilocibina pronto ofrecerán alternativas legales a más del 50% de lxs pacientes que recibe terapia para el trastorno depresivo mayor (TDM) y que no responden a los medicamentos tradicionales.
Psicodélicos y Realidad Virtual: el rol de la tecnología en la salud mental Tecnologías

Es más, las sustancias psicodélicas se enfrentan a una resistencia cada vez menor por parte del público -como demuestra el creciente número de ciudades estadounidenses que las despenalizan-. Por ende, la realidad de añadir tratamientos psicodélicos al panorama de la salud mental se hace más patente.

Además de crear más oportunidades de atención para lxs pacientes, la creación de nuevas terapias eficaces probablemente presionará a los proveedores de atención médica para que examinen el lado positivo de las terapias psicodélicas y cómo dichos tratamientos afectarán inevitablemente a sus resultados. Aunque estas terapias no serán una cura para todo el mundo, en los próximos tres a cinco años un número cada vez mayor de tratamientos psicodélicos producirá alternativas para la gran cantidad de pacientes que no encuentra alivio con las terapias de primera línea aprobadas por la FDA, como los inhibidores selectivos de la recaptación de serotonina (ISRS).

La forma en que se implantarán estos nuevos sistemas es objeto de debate; pero lo que sí es seguro es la considerable cantidad de horas de trabajo de lxs médicos que se dedicarán a las terapias psicodélicas.

Desde que se legalizó el uso de hongos de psilocibina en el 2020 a través de una medida electoral, Oregon está ahora en proceso de crear un intrincado sistema estatal para que cuidadores calificados puedan administrar tratamientos con psilocibina en entornos terapéuticos. Las sesiones con psilocibina pueden durar más de seis horas, lo que no incluye la indispensable terapia antes y después de los tratamientos.

Por otro lado, la terapia asistida con MDMA para el trastorno de estrés postraumático grave (TEPT) está muy cerca de ser una terapia aprobada por la FDA. Y también requerirá igualmente una importante participación del clínico antes, durante y después de la sesión.

Los tratamientos con ketamina -actualmente la única terapia psicodélica que es legal a nivel federal en EEUU- han acelerado la apertura de clínicas en toda Norteamérica. Recientemente, el gigante de los seguros médicos Blue Cross Blue Shield anunció la posibilidad de cubrir los tratamientos con ketamina, lo que supone un importante respaldo a estas terapias.

Toda esta actividad relativamente reciente significa que se avecina un cuello de botella considerable para lxs médicos que administran atención psicodélica a un coste asequible. Podemos apostar que otros proveedores de atención médica, como UnitedHealth Group y Anthem, están muy ocupados calculando los números y buscando las terapias psicodélicas más probables que considerarán elegibles para la cobertura.

La terapia con realidad virtual ya llegó

Varias organizaciones con visión de futuro como el Instituto de Estudios Integrales de California (CIIS) y Fluence se han posicionado activamente al frente de las tendencias y han educado y formado a profesionales de la salud mental para tratar mejor a sus pacientes en los nuevos entornos psicodélicos. No obstante, la demanda a corto plazo seguramente superará lo que los proveedores pueden ofrecer. Al menos a un precio asequible para la mayoría de lxs pacientes.

Lxs expertos afirman que la solución pasa por enfoques digitales y de telemedicina para aliviar la inevitablemente creciente carga de lxs cuidadores y ayudar a crear sistemas que puedan ampliarse de forma efectiva.

El Dr. Walter Greenleaf, reputado neurocientífico y desarrollador de tecnología médica que trabaja en la Universidad de Stanford, cree que el número de terapeutas actuales equipados para administrar terapias psicodélicas no se ajusta a las necesidades futuras. Greenleaf es la principal autoridad en el campo de la medicina digital y la tecnología médica de realidad virtual (RV), con más de tres décadas de experiencia. En los círculos de Silicon Valley se le conoce como el “padrino” de la terapia con RV.

“Para que sean eficaces y se utilicen de forma segura, las terapias asistidas por psicodélicos dependen de un compromiso, un apoyo y una supervisión clínica adecuados por parte de médicxs capacitados”, afirma Greenleaf. “Hay muy pocos -por lo tanto, la única manera de apoyar adecuadamente el uso de psicodélicos en la terapia es aprovechar la tecnología”.

Su opinión es acertada. La investigación actual de Greenleaf se centra en el desarrollo de productos clínicos asistidos por computadora, con un énfasis específico en la aplicación de la realidad virtual y la tecnología de salud digital para abordar problemas difíciles. Esto incluye el uso con terapias diseñadas para tratar el TEPT, trastornos de ansiedad y la depresión.

El uso de la RV en entornos médicos para proporcionar atención emocional no es un concepto nuevo. En los últimos años, la RV se ha empleado con mayor frecuencia y eficacia en formas grandes y pequeñas. Recientemente, el personal de un hospital de Long Beach, California utilizó la tecnología de realidad virtual en un contexto sencillo pero valioso: distrayendo a pacientes jóvenes durante procedimientos médicos, como al quitarles un yeso.

“Lxs niños necesitan más que medicamentos. Normalizamos el entorno de lxs pacientes pediátricos, normalmente a través del juego”, dijo Rita Goshert, directora del programa de vida infantil del Memorial, al Long Beach Business Journal. “Nuestro papel es ayudar a reconfortar y distraer a los pacientes durante procedimientos incómodos o que producen ansiedad”.

En 2020, la startup Olfactory Virtual Reality (OVR) debutó con su plataforma Architecture of Scent para incorporar el olor a los tratamientos terapéuticos de RV. Se ha desplegado como terapia de exposición a la RV -también conocida como “inoculación de estrés”- para veteranxs militares con TEPT. La tecnología añade a las experiencias de RV olores que provocan recuerdos a través de cartuchos que crean sensaciones de la vida real, como sangre, nafta, humo y especias iraquíes, explica Neo Life. Se trata de un enfoque eficaz para el personal militar moderno, parte del cual ha crecido con la tecnología de los juegos digitales. Por ende, puede sentir más atracción por este estilo de tratamiento interactivo de RV como sustituto de la terapia convencional.

Toda esta actividad en el sector de la RV ha supuesto un salto tecnológico y una reducción del coste de los cascos de RV (ahora tienen un precio medio de unos USD 300). Esto, a su vez, ha creado una mayor accesibilidad para lxs usuarios. También ha hecho que el espacio se expanda exponencialmente. En el 2020, la RV en el sector de la salud se valoró en USD 2.080 millones. Asimsmo, se prevé que alcance los USD 42.840 millones en el 2028.

La realidad virtual como preparación para los tratamientos psicodélicos

Era cuestión de tiempo antes de que una empresa como FireflyVR aterrizara en la escena del campo de la terapia psicodélica. Su tecnología de realidad virtual, llamada Sanctuary, está pensada para su uso en terapias clínicas asistidas por psicodélicos. Así, proporciona valor a lxs médicos al ofrecer a sus pacientes una herramienta tutorial y autodirigida antes y después de los tratamientos.

La tecnología de RV de este tipo no es necesariamente lo que se piensa. No se trata de una inmersión total en la experiencia, como la simulación de la guerra urbana con tecnología de juegos de azar de OVR. Tampoco es como la aplicación llamada Tripp, cuyo eslogan es “la solución de fitness para tu yo interior”, orientada más bien como herramienta de mindfulness para consumidores (y también utilizada en algunos entornos clínicos) y con visuales psicodélicos clásicos. Sanctuary de FireflyVR no cuenta con hongos mágicos que giran y bailan, ni con elfos mecánicos. No hay proyección astral ni comunión con el universo. No es un viaje psicodélico simulado.

En cambio, como su nombre indica, la realidad virtual de Sanctuary sigue el zeitgeist de los tiempos psicodélicos. Es más bien una especie de checklist pre-viaje para “reducir la ansiedad previa al procedimiento y desarrollar intenciones positivas cuando se administre finalmente la medicina”. Básicamente, es una herramienta clínica especializada pensada como complemento para las sesiones de terapia. El producto de realidad virtual pretende cubrir la necesidad insatisfecha de ayudar a las personas no familiarizadas con el uso de psicodélicos en entornos clínicos, así como a lxs muchos pacientes que acudirán a estas terapias sin ninguna experiencia en sustancias psicodélicas.

“Creamos a Sanctuary como una herramienta clínica que utiliza la realidad virtual para preparar a un paciente para un tratamiento psicodélico transformador”, dice el director general de FireflyVR, Shel Mann. Su empresa ha tenido varios años de experiencia intensiva en el sector médico trabajando con empresas de atención de la salud. “Vemos que Sanctuary se utiliza en entornos clínicos proporcionando valor tanto para el paciente como para los proveedores”.

Una primera prueba del Sanctuary muestra escenas mucho más sutiles de lo se podría imaginar. Dado que el concepto de realidad virtual se presta a una inmersión total, a veces los resultados pueden parecer demasiado sobreproducidos. No es el caso. La escena central es tranquila y discreta. Una habitación agradable con una iluminación baja, arte cubista y una decoración de los ’50 con poca altura. La escena es cálida y acogedora. Un ambiente para no apurar nada. El efecto general es la tranquilidad, precisamente lo que se desea antes de un vuelo de expansión mental.

“Los sistemas de realidad virtual bien diseñados pueden utilizarse para aumentar y ampliar la terapia estableciendo el set & setting adecuados para la misma, y para facilitar la integración cognitiva posterior a la sesión”, afirma Greenleaf, que es asesor científico de FireflyVR.

Aunque Sanctuary aún está en proceso de pruebas, actualmente hay actores clave de la industria que están interesados en el trabajo de FireflyVR. Matt Emmer, vicepresidente de prácticas sanitarias de Field Trip Health (NASDAQ: FTRP) afirma que la empresa está probando actualmente el Sanctuary en sus oficinas de Nueva York y Toronto. Asimismo, está explorando una relación estratégica con Firefly VR. Field Trip es líder mundial en el desarrollo y suministro de terapias psicodélicas con centros de tratamiento en Estados Unidos y Canadá. Mann también comparte que otras organizaciones han firmado cartas de intención para llevar a cabo un estudio del Sanctuary. Entre ellas se incluye el centro de salud y medicina integral de la Clínica Mayo de Rochester.

Habrá más oportunidades para que la RV muestre su lado transformador, ya que se está produciendo una cascada de estudios clínicos en universidades de investigación de todo el mundo. A saber: Johns Hopkins, Imperial College de Londres, la Universidad de Maastricht y la UC de San Francisco, por nombrar sólo algunos. También hay organizaciones con y sin fines de lucro, como el Instituto Usona, la Asociación Multidisciplinar de Estudios Psicodélicos (MAPS) y Compass Pathways. Éstas trabajan con diligencia para introducir tratamientos psicodélicos mediante importantes ensayos clínicos con la FDA.

Mann cree que la realidad virtual es especialmente eficaz en el campo de los psicodélicos porque “proporciona pequeños escapes de tu propia realidad y sus distracciones”.

“La terapia suele requerir visualización. Muchas personas carecen de una gran capacidad de visualización. La RV puede ayudar a llenar ese vacío”, agrega.

Greenleaf señala sobre la RV innovadora: “Podemos cambiar actitudes y comportamientos si conseguimos activar el poder del sistema de recompensa del cerebro. Esto nos permite activar los cambios neuroplásticos y reforzar los comportamientos y el aprendizaje”.

Ese es quizá uno de los mejores resultados que la psicoterapia puede ofrecer a las personas: un cambio de mentalidad y de comportamiento.

Sin embargo, una parte importante del problema es el acceso a los servicios de salud mental. Una instantánea actual de la escasez crítica de profesionales de la salud mental en todo Estados Unidos muestra una visión preocupante de los recursos en todo el país. Una visualización de datos del 2021 proporcionada por Rural Health Information Hub (con el apoyo de un ala del Departamento de Salud y Servicios Humanos de EEUU), pone de relieve cómo una gran mayoría de los condados de EEUU entran en la categoría de “todo el condado es zona de escasez” para lxs profesionales de la salud mental.

La realidad virtual, al igual que la propia terapia psicodélica, no es una panacea que vaya a solucionar por sí sola el problema del acceso y la asequibilidad. Pero sin duda la RV es una pieza del rompecabezas que podría prestarse a un estilo de medicina a distancia que sumerge al paciente lo suficiente como para que se sienta centradx, conectado y tranquilo al abordar sus problemas emocionales.

Sanctuary se centra actualmente en el trabajo de preparación antes de una experiencia psicodélica, dice Mann. Pero posee una hoja de ruta que incorpora un plan de estudios completo, incluyendo la integración posterior al viaje. Eventualmente, se espera su uso durante la terapia psicodélica real (dependiendo de la molécula específica).

“La cuestión clave hoy en día, en la que estamos centrados, es que la demanda mundial de atención a la salud mental es mucho mayor que la oferta, incluida la de tratamientos psicodélicos“, dice Mann. “Nuestra misión es ofrecer soluciones digitales inmersivas que puedan escalar, llevar esta tecnología a las personas que la necesitan y ayudar a resolver este problema junto con los principales proveedores de salud”.

Fuente: Forbes

x
Este sitio utiliza cookies para su correcto funcionamiento. Para aceptar su uso presione Aceptar para continuar navegando. Aceptar

Revista Salud Digital

2018 - 2019   |   Todos los derechos reservados